Loading
Santa-Claus

La verdad sobre Santa Claus ¿llegó la hora de hablar?

Busco en mis recuerdos y pienso en el momento en que mis padres me dijeron como funcionaba todo y lo sencillo que fue para mi entenderlo, creo que tenía como 11 o 12 años.

En ese entonces, cuando esta mamá de alta demanda era apenas una niña, no había internet ni fuentes alternas de información, lo que sí había era muchos niños que ya sabían de esa magia y que se sentían “mayores y sabios” al contarle a los mas pequeños la verdadera historia ¡Qué horrible!

No tengo muy claro quién de mis compañeros de la escuela me contó la verdad adelantándose a que mis padres me lo dijeran, lo que sí recuerdo es que en ese momento el corazón se me rompió, y es que la inocencia de un niño se pierde al conocer todo el teatro que se hace al respecto, ¡en ese momento crecemos de golpe!

Con mi peque de nueve años he tratado de mantener la inocencia de esa magia tan maravillosa, esa que representa imaginarse a Santa entrar por la noche a casa y dejarle el juguete que pidió en una carta, pero me pregunto: ¿Cuánto tiempo más podré extenderle la ilusión?

Hace algunos años un vecino mayor le dijo a mi hijo, que contaba en ese entonces con cinco años, que Santa “era los papás”, cuando entró corriendo a la casa llorando me enfurecí porque nadie tiene derecho de romperle el corazón a tu hijo y menos con algo que solo a ti como mamá o papá te corresponde decir en el momento adecuado.

¿Cuándo es el momento?

Ese “momento adecuado” será cuando TÚ lo decidas, cuándo veas que tu peque hace muchas preguntas, cuándo notes que todo le parece raro, cuándo te pregunte que “¿Cómo es que los renos pueden cargar a Santa, el trineo y los juguetes si es que pesan tanto?”… eso fue lo último que mi hijo me dijo.

Respondí que los renos son especiales y que son muy fuertes, mientras por dentro pensaba “¿Cuánto tiempo más seguirá creyendo?, ¿Será esta la última Navidad antes de que se entere de cómo es que Santa lo hace de verdad?”.

Diciembre es mi mes favorito, la gente se ve feliz en las calles, los niños disfrutan de sus vacaciones, la ciudad está iluminada y por si fuera poco ¡es mi cumpleaños! Nada me hace mas feliz que ver a mi familia reunida y saludable.

Mis preguntas aún no tienen respuesta, pero estoy segura que esta temporada navideña para mis hijos, estará llena de amor, de festejos, de paseos por la ciudad, disfrutando de los playlist de villancicos en Youtube y por supuesto del calor de sus padres.

¿Qué si este año conocerá la magia de Santa? Es muy probable que no, pero si nos vuelve a preguntar estudiaré una respuesta que lo acercará un poco a la verdad, le diré: “Santa confió en tus papás para hacer su trabajo, porque somos las personas que más te amamos en el mundo”.

¡Felices fiestas!

Foto vía

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

Deja una respuesta