Cuántas canciones no hablan de la belleza femenina: la exterior y la interior. Cientos de compositores han plasmado en sus letras el amor a la creación más bella: la mujer. Nosotras, esas mujeres que estamos creando familias y mejores seres humanos para un mundo caótico tenemos una gran responsabilidad, formar mujeres y hombres de bien, y ese trabajo se ve reforzado cuando el espejo nos devuelve un buen reflejo.

¿Qué haces a diario para que ese reflejo se mantenga como un buen ejemplo? A veces hacemos las cosas con sentido común, incluso sin tener experiencia previa, pero lo realmente importante es la grandeza de espíritu y belleza interior, aquella que nos hace tomar las mejores decisiones para criar una familia feliz. Hoy te comparto cinco puntos que considero básicos para cultivar la belleza verdadera.

Confía en ti

Siempre te dicen que cocinas unos postres deliciosos y te animan a poner tu propio negocio, pero en el interior tienes la duda de poder sacarlo adelante, ¿por qué?, ¡no te limites!, el peor enemigo con el que te vas a encontrar en tu propio miedo. Busca una amiga o un familiar que desee emprender contigo y anímate con ese proyecto que tanto has deseado y que puede hacerte tan feliz.

Conecta con tu familia

Y no me refiero a las redes sociales, me refiero a la conexión diaria a la hora de comer, la de jugar o la de divertirse. Deja de un lado la tableta y el smartphone y pon atención a las palabras de tu pareja y a los requerimientos de tus hijos. Si no actualizas tu estado en Facebook el fin de semana no se acaba el mundo, las noticias en Twitter se repetirán durante muchas horas más, así que mejor a organizar el tiempo de manera que los que más quieres cuenten con tu atención. Te lo agradecerán.

Desconéctate

¿La pareja en el trabajo y los niños en la escuela? Busca unos minutos libres y tómate un descanso. ¿Los niños dormidos y el esposo aún no llega? Prende un rato la televisión, busca un libro o mucho mejor lee las aventuras de otras mamás en Disney Babble, nada que nos haga sentirnos mejor que un rato de ocio para nosotras y coincidir con otras madres del mundo, ¡que de verdad no somos a las únicas que le suceden las cosas!

No te olvides de tus amigos

¿Te pasó qué cuando te hiciste de novio las amigas quedaron de un lado? Nunca es tarde para retomar una amistad, prueba enviándole un email a aquella amiga de la escuela con la que pasaste tantos momentos divertidos, quizá ahora con tantas cosas nuevas en la vida de ambas, tengan muchas más cosas en común. La amistad nos hace crecer el espíritu.

Si tropiezas levántate

Estamos en la lucha diaria por ser las madres perfectas, la esposa ideal, la amiga pendiente de sus amigos, llamarle a mamá con cariño y en ese trabajo de ser la mejor de lo mejor caemos desmayadas ¿y sabes qué? no se vale. Cuando eso suceda piensa que no eres la Mujer Maravilla aunque lo intentes a diario, y como dice mi amiga Mariela Roquer: “¡A Darle!”, que la vida sigue y la familia se levanta con trabajo diario.

Regálame uno de tus tips para ser cultivar tu belleza interior y hagamos una lista que nos sirva a todas las mamás de Latinoamérica. ¡Nos leemos!

Foto Flickr/ Alaskan Dude

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.