Loading
niña-ballet-bailarina

Beneficios del ballet en las niñas

Desde que mi hija tenía dos años y una navidad descubrió el ballet “El Cascanueces” me dijo que quería ser bailarina. Fuimos a una escuela de ballet a pedir informes y nos dijeron que tenía que tener al menos tres años y medio, pero aun así a la peque nunca se le olvidó lo que quería.

Hoy con seis años está cursando su segundo año en este taller artístico, el cual disfruta tanto que ni repara en todo lo que le está dejando en su interior.

Tuve la oportunidad de platicar sobre los beneficios de este arte con la bailarina y maestra Mariel Bocanegra Hernández, quien decidió compartir su pasión por el ballet y enseñar a niñas desde hace ocho años, porque para ella “bailar es lo mejor del mundo”.

¿Cuáles son los beneficios de practicar el ballet?

En el aspecto físico adquirimos fuerza, elasticidad, actividad cerebral llevada al extremo. Motiva el sistema auditivo, trabajamos nuestra memoria a corto y largo plazo.

En el aspecto emocional sentimos que al bailar parecemos flotar sobre la música, llegamos a expresar sentimientos. Por ejemplo, si un niño sufrió un mal día, la clase de ballet le hace olvidar, ya que en todo momento su mente estará trabajando rápidamente y no tendrá momento para pensamientos negativos.

¿A qué edad es recomendable iniciar en este taller artístico?

En algunos países iniciamos desde los cuatro años, pero nunca es demasiado tarde para empezar. Las niñas y adolescentes de todas las edades son bienvenidas.

¿Por qué es importante que los niños y niñas bailen?

¡Por muchas razones! El bailar, no específicamente danza clásica, si no cualquier tipo de danza motiva todos los sistemas, además nos da disciplina.

¿Qué es lo que te ha dejado el ballet en tu vida adulta?

Algo que ha marcado mucho en mí el ballet es justo la disciplina, no nada más en mi clase de ballet, sino también en mi estilo de vida tanto personal como profesional. Y sin duda esa sensación de estar arriba de un escenario antes de entrar a bailar o estando bailando es única e incomparable, como mencioné anteriormente es como flotar sobre la música.

¿Qué les recomendarías a las mamás que ven inquietudes artísticas en sus peques?

Que les den la oportunidad de experimentar, de realizar algo que les gusta. Es algo que les cambiará la vida tanto a la niña como a su mamá.

 

Foto: vía

Post escrito por Any Fuchok y publicado originalmente en Disney Babble Latinoamérica.

¡Sí­guenos en Facebook! Da click aquí Mamá de Alta Demanda.

 

Deja una respuesta