Contacto Mamá de Alta Demanda
Loading

Soy Any Fuchok

MI BIO CORTA

¡Hola! Mi nombre es Any Fuchok, soy fundadora de Mamá de Alta Demanda, un blog escrito por una mamá para las mamás.

Soy mamá de un niño y una niña, periodista de profesión y blogger especializada en temas familiares, con una carrera de 20 años trabajando en medios editoriales.
Escribo este blog desde el año 2008 al que llamé Mamá de Alta Demanda, donde mi mayor inspiración son mis hijos.
Vivo con mi familia en Tabasco, México; soy colaboradora en diversos medios digitales entre ellos Disney Baby Latinoamérica, BBMundoTabasco Hoy.

BIOGRAFÍA SEGÚN MI MAMÁ

¿Qué puedo decir si es mi hija? Supongo que soy la persona que más la conoce. De niña fue muy atrevida en todas sus cosas. Siempre dirigiendo o haciendo cosas sin miedo. ¡Como cuando salió temprano de su escuela y se vino caminando sola a la casa! (Caminó 5.6 kilómetros sola en la ciudad con seis años).
De adolescente muy aplicada en sus estudios, siempre en cuadro de honor. ¡Era la única niña!

De jovencita muy dedicada y seguía echándole ganas para salir adelante en esa carrera que ya la absorbía desde antes. Y ahora ya con su familia anteponiendo su amor de madre pero también luchando para seguir adelante con su gran pasión “la comunicación”.

¿Qué más puedo decir? Qué es una excelente hija, qué estoy muy orgullosa que así sea y gracias a Dios por dejarme serlo. Dios la bendiga siempre. ¡La amo!

BIOGRAFÍA SEGÚN MIS MEJORES AMIGOS

“Dicen que los amigos son la familia que uno elige, pero yo a ella no la elegí.
Se me metió así, sin pedir permiso, y un día, sin darme cuenta, la niña bonita de la Uni, la que me caía mal por ser la favorita de mis maestros, estaba ahí, frente a mi, compartiendo todo conmigo: las horas libres, las tardes de pláticas y de tareas, los paseos en el viejo carro de papá, los romances locos de la Universidad, y toda la magia de nuestra naciente complicidad.

Tuve que aprender a escribir correctamente su apellido pues no tuve escapatoria. Fue imposible resistirme a ella, al brillo que emanaba de sus ojos cuando miraba a su padre cantar, a la emoción que irradiaba cuando me compartía sus osados planes, a la seguridad con que emprendía sus proyectos, al coraje con que perseguía cada uno de sus sueños.

Hoy, casi dos décadas después, tengo la certeza de que mi camino profesional fue influenciado por ella: mi amiga, mi inspiración, mi maestra… la misma con la que compartí tantos sueños e ilusiones recostado en su pequeña cama junto a la ventana de su cuarto, la que nunca deja de sorprenderme, la que siempre tiene un elogio hacia mi trabajo, la que sin dejar de ser ella misma aprendió a ser esposa, mamá de uno, mamá de dos, sin dejar de ser mi cómplice, mi amiga… mi hermana.” Fernando Hernández

 

“Diecisiete años se dicen fácil y en realidad no se han sentido, han pasado como agua, parece que fue ayer que entré a la Universidad y conocí a la Mamá de Alta Demanda que se ha convertido, una chica curiosa, cumplida en las clases, celosa de la amistad, entregada a su familia y sobre todo con muchas ganas de comerse el mundo.

Recuerdo los sueños de viajar a España a conocer a su artista favorito en esos tiempos, cosa que no fue sólo un sueño se volvió realidad y lo repitió un par de veces más. No lo puedo negar, extraño esos tiempos que nos sentábamos a disfrutar una torta con un refresco en ese parque cerca de su casa y después fumar un cigarro, vicio eventual, pretexto para tener una amena charla.

El tiempo ha pasado y ahora con dos hermosos hijos y con las mismas ganas de comerse el mundo, sigue ésta amistad que estoy segura seguirá siendo el mismo pretexto para saborear un tabaco cuando las canas invadan nuestra melena.” Daniela Acosta